Tarde histórica para México

Tarde histórica para México y eterna para María Guadalupe González. La marchista mexicana estuvo toda la competencia alternando el liderato de la carrera al lado de Hong Liu y se sostuvo firme allá.

Y si bien no pudo lograr el oro, que daba la sensación de que se quedaría para ella, alcanzó una medalla de plata que va a quedar grabada en la historia del deporte mexicano por ser la segunda medalla que logra una mujer en atletismo y la primera conseguida en marcha.

La mañana de sol candente había dado paso a una tarde fresca, con viento y que asistía a las condiciones fuesen más estables para los atletas. De esta manera, aprovechando esto, Lupita González se sostuvo siempre y en todo momento en el conjunto de avanzada de la marcha de veinte quilómetros femenil y también ilusionando a un país con la proeza del primer Oro de Río dos mil dieciseis.

Por el punto de control siempre y en toda circunstancia pasaba primera o bien segunda, jamás salía de ahí. Todo estaba escrito a fin de que fuera histórico. Desde ya antes, Lupita era preferida para la carrera y respondía bajo el sol de Río a ese favoritismo. Ceremonia Clausura Juegos Olímpicos Río 2016